¿Te Envuelves El Pelo En Una Toalla Al Salir De La Ducha? ¡Estás Cometiendo Un Grave Error! ENTÉRATE… comparte.

Muchos sabemos que ducharse o bien bañarse es una de las cosas más común y simple, pero ¿sabías que puedes estar duchandote mal?. Aunque, parezca extraño y hasta cómico hoy queremos decirte algunas de las cosas que seguro has estado haciendo mal durante toda tu vida al momento de ducharte.

A pesar que parece muy simple el bañarse como pensábamos que era, resulta que la mayoría se confunde mucho en el instante que efectúa estas cosas dentro de la ducha. Así que presta mucha atención a esta lista de cosas que te dejamos, para que corrijan esos hábitos que pueden ser perjudiciales. ¿Quieres Saber Más? Sigue Leyendo…Recuerda Compartir Esto Con Tus Amigos.

¿Te Envuelves El Pelo En Una Toalla Al Salir De La Ducha? ¡Estás Cometiendo Un Grave Error! ENTÉRATE… comparte.

¿Te Envuelves El Pelo En Una Toalla Al Salir De La Ducha? ¡Estás Cometiendo Un Grave Error! ENTÉRATE… comparte.

 

1. Tomar duchas largas o más de una vez en el día:

Resulta que ducharse demasiado tiempo quitar la humedad natural de la piel, siendo lo más adecuado duchas que duren entre 5 – 10 minutos. Además de esto, no es aconsejable ducharse más de una vez en el día, de ser así que sea por mucho calor y procura ser rápido y no uses jabón.

2. Evita secarte el cuerpo con mucha fuerza:

No es necesario sacarle brillo al cuerpo al secarte, ya que puedes dañar tu piel. La mejor manera es con toques frágiles, sin frotar y con una toalla suave.

3. No bañarte con agua caliente:

Si no te agrada mucho el agua fría, ya que prefieres el agua caliente, entonces te pierdes de las ventajas del agua fría, debido que estimula la circulación, mantiene la piel fresca, sientes mayor energía y tiene efectos antidepresivos. De ahí que, si te gusta el agua fría, es recomendable que, tras tu ducha caliente, tu último enjuague sea con agua fría por 30 segundos, o bañarte con agua tibia.

4. No lavarse bien los pies ni la espalda:

Es importante y preciso limpiar bien estas áreas del cuerpo, ya que ambas zonas tienen bacterias, hongos (en el caso de los pies) y células muertas que deben eliminarse tras cada lavado.

5. Lavar el cabello a diario:

Todos deseamos tener siempre limpio el cabello, pero hacerlo todos los días, es un gran error ya que al lavarlo con tanta frecuencia, el cuero capilar se irrita y reseca. Así que si tienes un cabello frágil y fino, evitar lavar con frecuencia el cabello; con 2 veces a la semana es suficiente. Por otra parte, si tienes el cabello rizado o bien grueso, se aconseja lavar el cabello una vez a la semana.

6. Aplicar acondicionador en todo el cabello:

Si echas acondicionador a todo tu cabello, conseguirás que se engrase mucho más rápido. Además de esto, es mejor aplicarlo antes del champú, de esta manera el champú va a limpiar los restos de aceite y grasa del acondicionador.

7. Hidratar la piel demasiado tarde:

Es esencial hidratar la piel cuando todavía está húmeda, para favorecer la penetración del agua y conseguir que el efecto hidratante de la crema dure por más tiempo. Además de esto, asegúrate de hidratar tu piel diariamente.

8. Depilarse bajo el agua:

Si depilas el vello con la maquinilla de afeitar bajo el agua, puede causar una gran irritación en la piel. La mejor alternativa para esto es el uso de geles para la depilación y hacerlo con agua tibia o bien fría. O bien mejor usar métodos profesionales de estética para la piel.

9. No secar bien la esponja:

Si usas un estropajo o esponja para la ducha, es preciso secar bien incluso todo aquello que uses para ponerte jabón, de esta forma podrás quitar las células muertas de la piel que se quedan en los orificios de la esponja y desarrollan bacterias. Además de esto, guárdalo en un sitio seco.

10. No bañarse de inmediato tras hacer deporte:

Cuando se ha sudado demasiado, es esencial ducharse puesto que tras efectuar ejercicios se deben eliminar los gérmenes ocasionados por la transpiración de la piel. Recuerda solo que si ya te duchaste antes del ejercicio, con una ducha veloz será suficiente.

11. Envolver en una toalla el cabello largo:

El envolver el cabello con una toalla tras lavarlo, no es muy buena idea, puesto que daña tu cabello y causa mayor agobio, por este motivo es mejor escurrir el exceso de humedad con una toalla y no frotarlo, puesto que puede crear nudos.

Ahora que ya conoces qué hábitos son perjudiciales, ¡es hora de hacer los cambios al momento de bañarte… Pruébalo y cuéntanos tu experiencia en nuestra página de Facebook. Gracias por visitarnos. 😉