NO CONSUMA AJO SI TIENE CUALQUIERA DE ESTAS CONDICIONES

El Ajo y Algunas Condiciones en las que NO Debe Consumirlo.

El ajo crudo sigue siendo aplicado como un remedio tradicional cuando se trata de la prevención y el tratamiento de diversos problemas de salud en todo el mundo.

NO CONSUMA AJO SI TIENE CUALQUIERA DE ESTAS CONDICIONES

NO CONSUMA AJO SI TIENE CUALQUIERA DE ESTAS CONDICIONES

Hipertensión, enfermedad coronaria, colesterol alto, reducción del flujo sanguíneo causado por arterias estrechadas, ataque al corazón y aterosclerosis son sólo algunas de estos problemas. Como tal, es bastante obvio que el ajo es uno de los alimentos más beneficiosos, por no hablar más saludable. ¿Pero siempre es seguro consumir ajo?

La alicina es el compuesto activo que se encuentra en el ajo. Este compuesto disminuye la presión arterial utilizando un mecanismo similar al empleado por los fármacos de presión sanguínea, tales como los inhibidores de la ECA. Según los expertos, el ajo ayuda a la relajación de los vasos sanguíneos, impidiendo la creación de una hormona conocida como angiotensina II. El ajo también es muy útil y eficiente cuando se trata de controlar el colesterol LDL.

El ajo no sólo añade sabor a los alimentos, también es útil como un remedio de salud natural para una amplia variedad de condiciones médicas. Increíblemente, el ajo también está entre los mejores alimentos que aumentan el nivel de inmunidad disponible hoy en día.

Un estudio reciente encontró que quienes consumen ajo sobre una base diaria, reducen sus probabilidades de coger gripe y resfriados por un asombroso 63%. El aceite de ajo, que la mayoría de la gente se prepara para el uso personal, ayuda a acelerar el tratamiento cuando se trata de infecciones de oído. Este aceite también es muy útil para el tratamiento de infecciones resistentes.

El consumo de ajo crudo puede conducir a acidez estomacal, mal aliento, náuseas, gases, persistentes gustos picantes y olores corporales indeseables. Sin embargo, cada uno de estos efectos potenciales depende de la química corporal individual. Como tal, usted debe considerar la moderación y recordar ejercer extrema precaución al consumir ajo.

Independientemente de los beneficios que ofrece, el consumo de ajo puede resultar peligroso en algunos casos, incluyendo:

Cuando se combina con fármacos anticoagulantes: El ajo es un anticoagulante natural, lo que significa que es excelente para tratar problemas de circulación sanguínea debido a su capacidad para hacer que la sangre sea más fluida.

La mayor fluidez de la sangre evita coágulos, coágulos sanguíneos causantes de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y trombosis, entre otros. Cuando se combina con medicamentos anticoagulantes, el consumo de ajo puede causar demasiada fluidez de la sangre, lo que generalmente conduce a sangrado innecesario y excesivo.