Le echó queso a sus nachos y lleva tres semanas en el hospital omg.

Una mujer de California que dijo haber consumido el queso para nachos de una estación de gasolina resultó intoxicada con una rara bacteria que la ha dejado paralizada y sin poder respirar por su propia cuenta.

LOS ÁNGELES, California.- Desde hace tres semanas una mujer se encuentra hospitalizada por una rara intoxicación que contrajo supuestamente por comer unos nachos con queso que compró en una estación de gasolina en el área de Sacramento, California.

Le echó queso a sus nachos y lleva tres semanas en el hospital omg.

Le echó queso a sus nachos y lleva tres semanas en el hospital omg.

Funcionarios del Departamento de Salud Pública de Sacramento han confirmado que se trata de un caso de botulismo, una enfermedad que puede ser mortal y es producida por una bacteria que se encuentra en alimentos envasados en malas condiciones.

La mujer, identificada como Lavinia Kelly, de 33 años, ha presentado una demanda en contra de la gasolinera Valley Oak Food and Fuel, ubicada en el suburbio de Walnut Grove.

Otros cuatro casos de intoxicación por ingenrir alimentos contaminados con la misma bacteria han sido confirmados y cuatro más están siendo investigados por las autoridades sanitarias de Sacramento.

Las nueve personas se encuentran hospitalizadas y todas aseguraron haber consumido el queso para nachos en la tienda de la misma gasolinera, aunque las autoridades de salud continúan investigando cuál fue la causa del envenenamiento.

Kelly pasó su cumpleaños 33 en la cama del hospital conectada a un respirador artificial al no poder hacerlo por sí misma y tampoco puede hablar, según reportó el diario Sacramento Bee.

El pasado 21 de abril, luego de salir del trabajo y cuando se dirigía a su casa, la mujer se detuvo para comprar algo de comer en la tienda de la gasolinera, declaró su pareja Ricky Torres al diario.

Según el testimonio de Torres, Kelly compró una bolsa de Doritos y les puso del queso para nachos que venden en la misma tienda. En cuestión de horas la mujer, que es madre de tres hijos y suele ser muy activa, empezó a sentirse fatigada.

Paralizada y sin porder respirar

A la mañana siguiente empezó a ver doble y se dirigió al Centro Médico Sutter, donde el doctor la dio de alta horas más tarde, sin embargo, en la noche Kelly empezó a vomitar y a tener problemas para respirar, por lo que Torres la llevó de nuevo a la sala de emergencias del hospital.

Al día siguiente fue llevada a la sala de cuidados intensivos donde permanece desde entonces conectada a un aparato que le ayuda a respirar.

Aparentemente las toxinas han afectado el sistema motriz a tal grado que no puede abrir los ojos, por lo que l as enfermeras le tienen que pegar los párpados con cinta adhesiva para que pueda ver, contó Torres.

A principios de mayo las autoridades de salud suspendieron el permiso para venta de alimentos y bebidas a la estación de gasolina, cuyos propietarios no han emitido comentarios.

La bacteria que causa el botulismo libera una toxina en el sistema nervioso que causa parálisis de manera gradual y en algunas ocasiones lleva a la muerte. Entre los síntomas están visión borrosa, vómito, dificultades para respirar y debilitamiento de músculos.

El Departamento de Salud de Sacramento está pidiendo acudir al médico a quienes entre el 23 de abril y el 5 de mayo hayan consumido alimentos que compraron en esa estación de gasolina, particularmente el queso para nachos.

De acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), en 2014 se registraron 161 casos de botulismo en Estados Unidos, pero sólo 15 fueron causados por el consumo de alimentos.