Por Bañarse Descalzo en el Gimnasio wao no podrás creer como fue que paso comparte para que los demás se cuides cuando vallas al Gimnacio.

Hoy en día es muy común ver a personas inscritas en gimnasios y es que la salud física nunca había sido tan popular como en los últimos tiempos. Cada día son más los gimnasios que abren, ahora vemos entrenadores personales por Instagram y hasta existen aplicaciones para nuestros teléfonos que nos ayudan a mantenernos en forma.

Por supuesto, ir al gimnasio brinda grandes beneficios, nos ayuda a bajar de peso, tonificar nuestros músculos y mantener un estilo de vida saludable. Pero hay algo que siempre se debe tener en cuenta: el riesgo de contraer una infección.

Si bien es cierto, todos los gimnasios limpias sus instalaciones y equipos diariamente, pero eso no significa que no estés expuesto a algún tipo de hongo o bacteria. Con esto no queremos decir que no vayas al gimnasio, es solo para que te mantengas alerta y tomes una serie de precauciones.

¡No querrás vivir lo que pasó un hombre en Texas que casi pierde la vida por una bacteria! Sigue leyendo para conocer su historia.

¿Infecciones en el gimnasio? ¡Son más comunes de lo que piensas!

Aunque no lo creas, los hongos son algo corriente en los gimnasios, ya que ellos suelen vivir en lugares húmedos y se trasladan de persona a persona. Puedes contraerlos fácilmente en sitios en donde se comparten duchas o donde suelan guardarse prendas húmedas, como son los baños y vestuarios de los gimnasios.

Recientemente se registró un caso en Texas que ha dado mucho de qué hablar.

Un hombre de Texas se contagió de un virus mortal desconocido que puso en peligro su vida y que ahora comparte su historia con el propósito de crear consciencia.

Por Bañarse Descalzo en el Gimnasio wao no podrás creer como fue que paso comparte para que los demás se cuides cuando vallas al Gimnacio.

“Hazte un favor a ti mismo y usa zapatos en cualquier área pública en donde haya agua. Este virus vive en esas áreas”.

Esas fueron las palabras utilizadas por el estadounidense tras sufrir la grave infección, quien ahora cuenta su historia con el propósito de concienciar a las personas sobre los peligros que hay en las duchas y baños público.

Por Bañarse Descalzo en el Gimnasio wao no podrás creer como fue que paso comparte para que los demás se cuides cuando vallas al Gimnacio.

Después de contraer la infección, el chico trató de curar la zona afecta aplicando diferentes lociones y cremas dermatológicas.

También probó múltiples remedios caseros que consiguió en la Internet pero sin tener éxito algunos

Es más, las heridas del pie izquierdo sólo empeoraban con el paso del tiempo.

Entonces su pie comenzó a hincharse considerablemente.

Y lo que comenzó siendo una pequeña mancha en la planta del piel, terminó volviéndose en un terrible dolor que no le permitía caminar.

Ni podía apoyar su pie sobre el suelo. ¡Qué horror!

Por Bañarse Descalzo en el Gimnasio wao no podrás creer como fue que paso comparte para que los demás se cuides cuando vallas al Gimnacio.

El hombre explica que él suele usar sandalias a la hora de bañarse en su gimnasio, pero un día decidió no usarlas para no llegar maloliente a su trabajo.

Lo que nunca imaginó es que esa decisión podrían en riesgo su salud.

“No queriendo que esto afectara mi entrenamiento, utilicé todos los medicamentos que encontré en línea. Intenté con cinta adhesiva, cáscaras de plátano, vinagre y tratamientos con ácido, pero no tuve suerte. No vi nada hasta seis meses después cuando vi que había algo en mi pie”.

Su médico le notificó que se trataba de un tumor benigno que se transmite a través de bacterias que pueden encontrarse en el agua.

Por lo que el chico tuvo que ser sometido a un tratamiento terriblemente doloroso que consistió en remover la piel muerta y aplicar un ungüento médico sobre la zona afectada, pero aún así, no parecía surtir efecto. Su pie no mejoraba.

Por Bañarse Descalzo en el Gimnasio wao no podrás creer como fue que paso comparte para que los demás se cuides cuando vallas al Gimnacio.

Así que al cabo de unas semanas, el chico tuvo que tomar la decisión de someterse a una cirugía.

¡Mira lo grave que lucía su pie!

Después de la cirugía, el hombre no pudo caminar por más de un mes.

Tras ésta terrible experiencia, el chico difunde su historia para alertar a las persona sobre los peligros a los que te expones al andar descalzo en lugares públicos.

“Sentía un dolor horrible en todo mi pie, no podía caminar. Ni siquiera podía apoyarlo sobre el suelo, mi piel ardía”.

“Lo que da miedo es que el virus también puede vivir dos años en las superficies. Cuida tus pies para que puedan cuidarte”.

¡Así que ten cuidado donde pisas!

Y tú, ¿qué opinas sobre ésta historia?